29 / 11

Qué debes comer si visitas la Sierra de Gredos

A 160 km de Madrid, 80 km de Ávila, 45 min de Plasencia y 1 hora de Salamanca nos encontramos con la Sierra de Gredos. Comunicada con 4 comunidades autónomas, cuya influencia podemos apreciar en los platos tradicionales de su gastronomía. La base de la gastronomía de Sierra de Gredos es la sencillez, pero que potencia el producto en cada uno de sus platos.  

Son muchos los turistas que eligen descansar un fin de semana por la zona y disfrutar de su buena comida, por ello queremos haceros un recorrido por los platos que no puedes dejar de saborear cuando vengas a la zona.

PATATAS REVOLCONAS

 

También llamadas “meneadas, revueltas o removidas”, varias versiones para un mismo plato. Se trata de un guiso típico del Valle del Tiétar. El plato consiste en unas patatas cocidas con pimentón de Candeleda, laurel y ajo, prácticamente se deshacen como un puré.

 

JUDÍAS DE BARCO

 

Otro de los platos estrella son las judías o carillas que se sirven con un sofrito de ajo y cebolla, y tomate y pimiento pochado. En alguna de sus variantes, se pueden encontrar con arroz o con una rica vinagreta. Un plato típico que hace años se servía en la cena, en las vísperas de bodas y en los días de matanza.

Sin lugar a dudas, las judías de El Barco de Ávila es una de las mejores adquisiciones que podéis hacer si acudís a la Sierra de Gredos, debido a su excelente calidad. No en vano, fueron las primeras judías en recibir la Indicación Geográfica Protegida. Sí, incluso antes que la fabada asturiana.

 

CHULETÓN DE ÁVILA

 

Otro de los platos que más se sirven en Gredos. Las carnes de Ávila tienen un merecido reconocimiento, pues proceden de la Raza Avileña-Negra Ibérica, una raza de bueyes, vacas y terneros autóctonos, únicos en nuestro país. Numerosos platos la incluyen y varía su presentación y el resto de ingredientes que conforman el plato pero la ternera siempre es la protagonista. Aunque nos gustaría decir que existe un gran secreto, pero, el secreto es muy simple, la buena calidad de la carne.

 

MIGAS DE PASTOR

 

Se corta todo el pan a rebanadas finas, se pone en una fuente honda y se le echa un poco de agua templada con sal. Se deja reposar unas horas, cubierto con un paño. Se pelan los ajos y cortan en láminas. Se corta el chorizo en rodajas y la panceta en taquitos. Se pone una sartén honda al fuego con el aceite. Echar los ajos y cuando estén dorados, bajar el fuego y agregar el chorizo y la panceta, darle vueltas y cuando haya soltado la grasa agregar el pan y seguir moviendo con la rasera, cortando y moviendo constantemente para evitar que las migas se peguen y para conseguir que queden sueltas, cuando el pan se ve en forma de migas, sueltas y doradas, estarán listas para reposar y servir.

 

TORTILLA DE TARALLOS

 

Hecha con espárrago silvestre que crece en los alrededores de la localidad en los meses de primavera. Se preparan haciendo un sofrito con cebolla, miga de pan (para quitar el amargor) y tacos de tocino. Todo ello envuelto en huevos haciendo una tortilla.

 

SOPA DE CACHUELA (O TOMATE)

 

Las sopas de cachuelas era una comida típica de el día de la matanza, antiguamente se hacían en todas las casas, el ingrediente principal es; hígado, sangre y especies como, laurel, ajo, clavo, sal, comino, pimienta y vinagre y típica del valle del Tiétar, una sopa tradicional cuyo ingrediente principal es el tomate. Te ayudará a reponer fuerzas, después de una jornada de ruta por la zona. Las sopas son muy simples, un poco de grasa de los chicharrones y agua, también, machacar en el mortero, comino, laurel tostado, pimienta y echarlo al agua, con un poco de sangre para que espese el caldo, antes de que empiece a hervir se aparta se mojan las sopas de pan, y a comer.

Os invitamos a degustar todos estos platos de la gastronomía de Sierra de Gredos a vuestro paso por nuestro paraje en nuestro Restaurante Adara.