27 / 3

Consejos para disfrutar del Birdwatching

El birdwatching o avistamiento de aves es una actividad cada vez más popular en todo el mundo. Cada año, miles de personas viajan con la idea de disfrutar con algunas de las diez mil especies diferentes de aves existentes en todo el mundo.

Las aves son el grupo de animales más sencillo de observar en la naturaleza. Debido a que la mayoría de ellas tienen hábitos diurnos y sus movimientos se detectan muy bien a la hora de buscar alimento o ir a descansar, todo lo contrario de lo que ocurre por ejemplo con otros animales.

Para los aficionados estar al aire libre para recrearse y encontrar la diversidad de aves que se esconde entre los bosques, estepas, lagunas costeras, etc, resulta relajante.

Antes de comenzar tu viaje, lo ideal es planificarlo todo o casi todo para obtener el mayor provecho posible. Si decides viajar en busca de aves que contemplar, lo ideal es buscar alojamiento y en su caso transporte antes de tu llegada. Nuestra hotel se encuentra en una zona privilegiada para poder descansar y poder disfrutar de esta práctica, ya que se encuentra cerca del observatorio de Aves de Candeleda, con una panorámica espectacular de 360º, situado en el “Alto de las Tejoneras”, enclave privilegiado sobre el rio Tiétar.

Para poder disfrutar plenamente de esta práctica, no debes olvidar los siguientes materiales imprescindibles para todo amante del birdwatching: prismáticos, cámara fotográfica, calzado cómodo, mapa de la zona o de la ruta a recorrer y un bloc y lápiz donde apuntar las especies que avistamos.

El buen observador es una persona discreta, sigilosa, para no asustar a las aves y que puedan irse del lugar de avistamiento. Suele observar desde la distancia sin molestar o inquietar a las aves, sobre todo los espacios dedicados a la recuperación o cría, esta última se debe tener especial cuidado si queremos observarlo, ya que están muy sensibles, y a la mínima pueden abandonar el nido y perderse la puesta. Debes ser muy cuidadoso, no sólo con las aves, sino también con el hábitat que les rodea.

Ármate de paciencia, es la mayor aliada para esta práctica. Esta afición puede llegar a ser frustrante cuando no consigues tu objetivo, especialmente cuando sales varios días al campo para ver determinada especie en un lugar concreto y nos tenemos que ir sin haber podido verla. Aún así el buen observador o aficionado no utiliza medios de atracción de aves para poder verlas, sino que se trata más bien de ir buscando las aves en nuestro recorrido por la zona o ruta siguiendo los consejos o indicaciones de otros observadores.

Las aves se suelen avistar de día, debido a la luz natural, aunque también es frecuente para poder encontrar aves nocturnas, por lo que os aconsejamos ir provistos de algún foco. Si, además, durante vuestra práctica lloviera, deberíais ir provistos de chubasquero y protector para vuestra cámara.

Y por último: se debe extremar la precaución durante los días de caza sobre todo en las zonas colindantes a cotos privados de caza, para evitar sustos durante nuestra práctica. Con todos estos consejos estás preparado para iniciarte el maravilloso mundo del birdwatching.

Si necesitas ayuda para planificar tu viaje y que ver en la zona, no te pierdas nuestros próximos post sobre el tema, y recuerda en nuestro hotel estamos especializados en esta práctica por lo que os vamos a ayudar a planificar vuestro viaje a la perfección.

¡No dudes en contactarnos!